lunes, 2 de febrero de 2009

A la espera de la lluvia





A la espera de la lluvia. Un milagro.
Puertas que se abren y se cierran y que al mismo tiempo no existen. Paredes.
El tiempo es un espacio vivo que a veces se muere.
Monedas para pagar lo que no se compra.
Ausencias para ocupar el silencio y la quietud.
¿Qué caminos toman los que no saben muy bien hacia dónde caminar?
Le agarro la mano a algo invisible.
Un perro rengo camina por la orilla de la playa y es feliz: lo acaricio.
Tengo las manos agrietadas y marrones. Las manos de un monito.
Guantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada