martes, 27 de septiembre de 2011

Casa compartida II




-¿Querés un café?

-Venga…

-¿Azúcar?

-Dos, por favor.


Nos sentamos a la mesa

de la mañana, sin análisis.


Todo está bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada