miércoles, 14 de abril de 2010

Sorpresa




Para que no se mire.

Taimado como perfil que se supone.
Giro el gesto.

Engendrado el grito
sale en voz bajita – controlado-
y el muchacho no baila.

Semueve – eso sí.
El vaivén imperceptible
de un mar planchado.

Desaparezco ahora.
Fideíto houdini se pone de costado
Y ya no está.

Fuimos a comer a un subsuelo
y nos recibieron con un nombre.

Sueno a lo que dicen
-dicen-
pero qué se yo.

Sentado a los mandos
de mi nave
fantasma -
soy un fantasma.

Desaparezco entre la niebla.

Psicofonías en mi walkman
que suenan a mi padre vivo.

Y si me viste, no ves.

Y si no me ves, nunca estuve.

Y si nunca estuve -

Fin.principio.o/la/nada/envuelta
en papel de topolino.




1 comentario:

  1. la susana es muy preciosa, digo la sorpresa.

    ResponderEliminar