sábado, 23 de julio de 2011

Feliz sábado

Este sábado caluroso

cumple tu día

reemplazando tu cuerpo ausente

por un cielo, en apariencia,

democrático.


La tarde confusa

te ubica sobre las cenizas y las cabezas,

coronando la vida de los otros

y la memoria.


Yo te saludo

como se saluda a los invisibles;

puertas para adentro-

una vela encendida en el secreto.


Piloteando una sonrisa en esta mueca triste,

no parece pertenecerme este festejo.


Feliz sábado, revoleo por la ventana.

Y no te llega.



Y no me siento mejor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada